Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 5 de abril de 2017

HACIA LA PRELATURA SAN PÍO X: LES RECONOCEN (Juxta modum) LICENCIA PARA MATRIMONIOS

Ayer, 4 de abril, el Vaticano modernista dio otro significativo paso hacia la plena “integración” de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX) dirigida por Bernard Fellay en esa “conexión canónica visible con el Papa” que tanto esgrime Atanasio Schneider.
  
En una carta fechada el 27 de marzo (pero no publicada hasta hoy) firmada por Gerhard Müller y Guido Pozzo (aunque son en realidad testaferros de la voluntad de su señor Bergoglio), la Pontificia Comisión Ecclésia Dei (Afflícta) ordena a los Ordinarios locales (“obispos” diocesianos) que otorguen licencias para celebrar Matrimonios de fieles miembros de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. A continuación la traducción oficial del sitio web del Vaticano:
CARTA DE LA PONTIFICIA COMISIÓN «ECCLESIA DEI» A LOS PRELADOS DE LAS CONFERENCIAS EPISCOPALES INTERESADAS ACERCA DE LA LICENCIA PARA LA CELEBRACIÓN DE LOS MATRIMONIOS DE LOS FIELES DE LA FRATERNIDAD DE SAN PÍO X
 
Eminencia:
  
Excelencia Rev.ma:
  
Como Vd. sabe, desde hace algún tiempo se están realizando encuentros e iniciativas para conseguir la plena comunión con la Iglesia de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. En concreto, recientemente el Santo Padre ha decidido conceder a todos los sacerdotes del mencionado Instituto las facultades para confesar válidamente (cf. Carta Apostólica Misericordia et misera, n. 12), asegurando la posibilidad de que la absolución sacramental de los pecados por ellos administrada sea recibida válida y lícitamente.
 
En la misma línea pastoral, que pretende tranquilizar la conciencia de los fieles –no obstante, que la situación canónica de la Fraternidad S. Pío X continúa siendo, por ahora, objetivamente ilegítima– el Santo Padre, a propuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe y de la Comisión Ecclesia Dei, ha decidido autorizar a los Reverendísimos Ordinarios a que concedan las licencias para asistir a los matrimonios de fieles que siguen la actividad pastoral de la Fraternidad, según las siguientes indicaciones.
 
Siempre que sea posible, el Obispo delegará a un sacerdote de la Diócesis para asistir a los matrimonios (o bien, a un sacerdote de otra circunscripción eclesiástica con las debidas licencias) recibiendo el consentimiento de los cónyuges durante la celebración del matrimonio que en la liturgia del Vetus Ordo se realiza al inicio de la Santa Misa. Ésta la celebra, después, un sacerdote de la Fraternidad.
 
Allí donde ello no sea posible o no haya sacerdotes de la Diócesis que puedan recibir el consentimiento de las partes, el Ordinario puede conceder directamente las facultades necesarias a un sacerdote de la Fraternidad que celebrará también la Santa Misa, advirtiéndole de la obligación de hacer llegar cuanto antes a la Curia diocesana la documentación del matrimonio celebrado.
 
A los Prelados de las Conferencias Episcopales interesadas
Este Dicasterio confía en Su colaboración con la convicción de que con estas indicaciones no sólo se podrán remover los escrúpulos de conciencia de algunos fieles unidos a la FSSPX y la falta de certeza sobre la validez del sacramento de matrimonio, sino que al mismo tiempo, se avanzará hacia la plena regularización institucional.
  
El Sumo Pontífice Francisco, el 24 de marzo de 2017, en la audiencia concedida al Cardinal Presidente, ha aprobado la presente Carta y ha ordenado su publicación.
 
Dada en Roma, en la Sede de la Congregación para la Doctrina de la Fe, 27 de marzo de 2017.
  
GERHARD Card. MÜLLER
Presidente
  
+ Guido Pozzo, Arzobispo titular de Bagnoregio
Secretario
  
Frente a ello, las directivas fellayanas en Menzingen publicaron la siguiente carta (Fuente: Fraternidad San Pío X, Distrito América del Sur):
COMUNICADO DE LA CASA GENERAL SOBRE LA CARTA DE LA COMISIÓN Ecclesia Dei A PROPÓSITO DE LOS MATRIMONIOS DE LOS FIELES DE LA FRATERNIDAD SAN PÍO X (4 de abril de 2017)
FSSPX/MG – DICI del 04/04/17
  
Como en el caso de las disposiciones tomadas por el Papa Francisco, acordando la facultad de confesar a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para el Año Santo (1° de septiembre de 2015), y extendiendo dicha facultad más allá del mismo (20 de noviembre de 2015), la Casa General se entera de que el Santo Padre ha decidido “autorizar a los Reverendísimos Ordinarios a que concedan las licencias para asistir a los matrimonios de fieles que siguen la actividad pastoral de la Fraternidad” (Congregación para la Doctrina de la Fe del 27 de marzo de 2017, publicada este 4 de abril).
  
Esta decisión del Sumo Pontífice prevé que: “Siempre que sea posible, el Obispo delegará a un sacerdote de la Diócesis para asistir a los matrimonios (o bien, a un sacerdote de otra circunscripción eclesiástica con las debidas licencias) recibiendo el consentimiento de los cónyuges durante la celebración del matrimonio que en la liturgia del Vetus Ordo se realiza al inicio de la Santa Misa. Ésta la celebra, después, un sacerdote de la Fraternidad”.
  
Sin embargo, dispone asimismo que: “Allí donde ello no sea posible o no haya sacerdotes de la Diócesis que puedan recibir el consentimiento de las partes, el Ordinario puede conceder directamente las facultades necesarias a un sacerdote de la Fraternidad que celebrará también la Santa Misa, advirtiéndole de la obligación de hacer llegar cuanto antes a la Curia diocesana la documentación del matrimonio celebrado.”
 
La Fraternidad San Pío X agradece profundamente al Santo Padre por su solicitud pastoral, tal como se expresa por medio de la carta de la Comisión Ecclesia Dei con el fin de disipar “la falta de certeza sobre la validez del sacramento de matrimonio”. El Papa Francisco quiere evidentemente que, como en el caso de las confesiones, todos los fieles que deseen contraer matrimonio en presencia de un sacerdote de la Fraternidad San Pío X, puedan hacerlo sin inquietud sobre la validez del sacramento. Es de desear que todos los obispos compartan la misma solicitud pastoral.
  
Los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X se abocarán fielmente, como lo hacen desde su ordenación, a preparar al matrimonio a los futuros esposos, según la doctrina inmutable de Cristo sobre la unidad y la indisolubilidad de esta unión (cfr. Mt 19, 6), antes de recibir el consentimiento en el rito tradicional de la Santa Madre Iglesia.
 
Menzingen, 4 de abril de 2017
  
Analicemos:
  • ¿Qué se otorga? Licencia para asistir al matrimonio (recuérdese que en el Sacramento del Matrimonio, los ministros son los propios contrayentes, y el sacerdote es testigo del consentimiento que ellos expresan). En términos canónicos, jurisdicción ordinaria para el sacramento. El veneno está en que la licencia a los sacerdotes-presbíteros FSSPX se otorga sólo si no es posible que acudan presbíteros conciliares para ello. Cosa muy distinta a la jurisdicción ordinaria para confesar, que fue otorgada indefinidamente en Misericórdia et Mísera.
  • ¿A quién se le otorga? Conviene tener esto sumamente claro, porque, bien por ignorancia o mala fe, se ha dado en decir: “Roma otorga a la FSSPX facultades para celebrar matrimonios”. La misiva de la Ecclésia Dei es específica: “autorizar a los Reverendísimos Ordinarios a que concedan las licencias para asistir a los matrimonios de fieles que siguen la actividad pastoral de la Fraternidad”. Sólo en casos muy individualizados, y si lo desean, esos “Ordinarios” pueden concederla a los sacerdotes fellayanos.
  • ¿Por qué y para qué se otorga dicha licencia? Tres razones hay: 1° Tranquilizar la conciencia de los fieles escrupulosos ante el hecho de que la Fraternidad está en “situación de ilegitimidad canónica” ante la Roma modernista. 2° Remover la falta de certeza sobre la validez del sacramento de matrimonio (el Matrimonio y la Confesión requieren que el sacerdote tenga jurisdicción ordinaria para ello), a pesar de que el mismo Vaticano post-conciliar está preocupado por la validez/invalidez total o parcial de sus sacramentos. 3° Avanzar hacia la “plena regulación institucional” (en últimas, INCORPORACIÓN) con Roma.
  • ¿Cuáles serán las consecuencias prácticas que traerá la aplicación de la carta? Es la carta blanca para que los presbíteros (y diáconos) Novus Ordo entren a las capillas y centros de Misa de la Fraternidad con la retribución de darle validez a los matrimonios celebrados en la misma, y que la Misa pro Sponso et Sponsa (cuando haya lugar para ello) pueda ser celebrada por el sacerdote fellayano. Así las cosas, se replicará lo que comúnmente sucede en los templos novus ordo: los comparten con los herejes protestantes o los cismáticos “ortodoxos” para sus servicios religiosos. Peor todavía, son escenarios de encuentros ecuménicos, como los de Asís.
  
Nos preguntamos ¿Qué sentido tiene que el Vaticano autorice a los obispos concilares otorgar licencias matrimoniales a la FSSPX si la ininterrumpida enseñanza bíblica y tradicional sobre el Matrimonio está siendo contestada por el mismo Francisco Bergoglio y sus validos, tanto por la permisión de manducar la galleta Novus Ordo y el Kool Aid a los adúlteros y amasíos, como por la abreviación del proceso de nulidad matrimonial -en la deuterovaticanidad de Oriente y Occidente- establecido por un Derecho Canónico enteramente contrario y desobligante respecto de la Fe Católica Tradicional?
  
Por otra parte, la Fraternidad está dando de mano con las enseñanzas de Mons. Marcel Lefebvre y las propias decisiones que en razón del estado de necesidad generado por la Apostasía generalizada ellos mismos han adoptado sobre el particular, como por ejemplo el establecimiento de un tribunal canónico propio y la exhortación hecha a los contrayentes que ante cualquier situación recurran a éste que no a los tribunales diocesanos deuterovaticanos. Pero bueno, como quieren “reconocimiento canónico” del Vaticano y no pueden vivir sin un “Papa”...

AMPLIACIÓN: El 1 de Abril, hubo ordenación subdiaconal por Mons. Bernard Tissier de Mallerais en el Seminario Sacerdotal Internacional “Corazón de Jesús” en Zaitzkofen (Baviera, Alemania), seminario dirigido por el padre Schmidberger. En la reseña de la ordenación, se finalizó con las siguientes palabras:
Die fünf Leviten sollen an der Pfingstoktav die Diakonatsweihe empfangen und dann Ende Juni 2018 als Priester an den Opferaltar treten. Vielleicht ist bis dahin die Bruderschaft von Rom schon als Personalprälatur errichtet. (Los cinco levitas recibirán el Diaconado en la Octava de Pentecostés, y a finales de junio de 2018, subirán al Altar como Sacerdotes. Tal vez para entonces la Fraternidad ya habrá sido establecida por Roma como Prelatura personal).
Sin embargo, la línea final fue eliminada a posterióri. Con todo, pudimos rescatar la versión caché de la página y realizamos la captura del artículo original, subrayando la frase de marras (hacer clic en la imagen para verla en mayor tamaño).

https://2.bp.blogspot.com/-2eOMbKkcAAo/WO1LPB0yO4I/AAAAAAAAJoY/4XDaejEljMgCC5OzxEo-1rSSGa-UWS5VQCLcB/s1600/FireShot%2BCapture%2B4%2B-%2BNeues%2B-%2BPriesterseminar%2BHerz%2BJe_%2B-%2Bhttp___webcache.googleusercontent.com_search.png

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario posee insultos contra Dios y contra la Iglesia, no será publicado.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)